Alejandro Nahuel y Graciela Salvo, el papá y la mamá de Rafael Nahuel, a un año de la muerte de su hijo

Se cumple un año de la muerte de Rafael Nahuel, en manos de Prefectura Nacional, luego de un represivo operativo de desalojo a la comunidad Lafken Winkul Mapu en Villa Mascardi. Hoy  habrá dos  marchas para pedir justicia por el asesinato del jóven mapuche. 

“Queremos que el juez se ponga las pilas y que meta preso al que asesinó a mi hijo Rafa”, expresaron a través de un vídeo que se publicó en Youtube los padres de “Rafita”. 

Familiares, amigos y amigas de Rafael Nahuel,  convocan a marchar este lunes 26 de noviembre a las 10 desde Onelli y Moreno hasta el Juzgado Federal en calle San Martín. También llaman a movilizar a las 17 horas desde Onelli y Brown hasta la Plaza de los Pañuelos, en el Centro Cívico. El reclamo es por Justicia a un año de la muerte de Rafael Nahuel en manos del Estado.

En tanto la Mesa de Diálogo, integrada por comunidades mapuches, el Obispado local, organizaciones sociales y organismos de derechos humanos,  expresó preocupación por el rumbo de la justici y marchará también hoy a las 17

Ayer un grupo de hombres y mujeres de comunidades mapuches cortaron por más de dos horas y media la ruta 40 sur para reclamar Justicia, según informa en su edición digital el diario “Río Negro”.  

En el lugar, los manifestantes portaban pancartas con la consigna “Justicia por el weichafe Rafael Nahuel” y se distribuyeron panfletos impresos con la leyenda: “El weichafe Rafael Nahuel fue fusilado por orden de Macri, Bullrich, juez Villanueva, fiscal Silvia Little y Parques Nacionales”.


El cabo primero Francisco Javier Pintos fue quien asesinó por la espalda a Rafael Nahuel y efectuó más de 50 disparos el día de la cacería en Villa Mascardi.

Por la causa judicial, que hasta hace unos días estuvo a cargo del juez Gustavo Villanueva, no hay ninguna persona procesada. La familia está convencida de que el autor es el agente Francisco Javier Pintos, el Albatro que fue identificado a través de pericias.

Los informes indican que fue la MP5 que se carga con balas 9 milímetros –con la que disparaba Pintos– el arma de la que salió la bala que mató a Rafael Nahuel. El informe de la autopsia firmada por dos médicos forenses consigna además, que el proyectil ingresó por su glúteo izquierdo y le provocó un “shock hipovolémico por lesiones de los órganos y tejidos que provocaron una hemorragia de aproximadamente 4 litros de sangre, alojada en cavidad torácica y peritoneal”.

Fuentes: www.proyectoerre.com.ar   www.rionegro.com.ar  

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

A %d blogueros les gusta esto: