Sin un si ni un no o golpeando la puerta equivocada

La concejal Manuela Arrarás, se reunió con secretario de Obras y Servicios Públicos Carlos Caputo, el titular de Zona IX Vialidad Provincia Gastón Rodríguez y el subdirector municipal de Vialidad Rural Diego Arias para reclamar por el estado de los caminos rurales en la zona de Cacharí. La respuesta fue que se sume a trabajar a la mesa del COVIR. 

La COVIR fue generada a partir de una iniciativa presentada por la Sociedad Rural de Azul al Concejo Deliberante.

El mal estado de los caminos rurales en la zona de Cacharí ya había movilizado a los productores de la zona a la Delegación Municipal y ahora Arrarás recogió el reclamo y lo llevó a las autoridades del ejecutivo que no puede fijar prioridades ya que para eso está el COVIR, integrado por productores de la Sociedad Rural y representantes de las localidades del partido, incluida Cacharí, entre otros. 

La concejal salió entonces de la reunión sin un si ni un no pero con una invitación.

El titular de Obras Públicas, Carlos Caputo  dijo:  “tenemos un plan de trabajo previsto al que se sumaron 320 kilómetros más y estamos cumpliendo con lo estipulado, pero le manifestamos a la concejal la importancia de que se integre como representante de la zona norte a la mesa de la COVIR conjuntamente con los delegados de Cacharí para que pueda canalizar distintos reclamos y podamos darle rápida respuesta”.

Esta semana se incorporarán al parque automotor nuevas máquinas con afectación a Vialidad Rural. A partir de esto se podrá avanzar más rápidamente en las prioridades fijadas en la mesa de la COVIR, a través de lo cual se está trabajando en caminos a escuelas, tambos y troncales, entre otros.

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.