Sabe algo Sarramone del secuestro de Laurini?

“El 24 de Marzo de 1976 a la madrugada saqué del Regimiento de Azul, al artista Osvaldo Laurini, con el simple hecho de que sus libros eran editados por el Ejército de Ecuador”, posteó el pasado 28 de Julio el abogado y escritor Alberto Sarramone en su cuenta de Facebook.
Sarramone dice que ayudó a salir del cuartel al recordado profesor de Bellas Artes.

La afirmación de quien fuera propuesto por el Bloque de Concejales de Cambiemos para recibir a fin de año la distinción de Ciudadano Ilustre del Partido de Azul, plateó una serie de interrogantes en la familia del artista y profesor que fuera secuestrado por la dictadura militar el 24 de Marzo de 1976 por un comando del ejército.  

Laurini permaneció secuestrado, detenido clandestinamente, en la Guarnición Militar de Azul y según los dichos de Sarramone, él habría tenido contacto con Osvaldo en el mismo regimiento mientras la familia lo buscaba intensamente.

Posteriormente en uno de los “operativos de blanqueo”, el profesor Laurini fue trasladado a la Unidad 7 del Servicio Penitenciario bonaerense.

Tras recuperar la libertad debió dejar el país y se radicó en Ecuador donde realizó trabajos de investigación sobre la historia indígena de América latina, publicando libros y recolectando más de 1.200 piezas para un museo que pretendía se instalara en Azul.

Con la llegada de  Raúl Alfonsín al gobierno y la restauración de la democracia, el incansable viajero Osvaldo Laurini, regresó a Azul; se le restituyeron las cátedras de las que durante la dictadura militar había quedado cesante. Y tuvo un año, hasta fallecer, el  31 de enero de 1990, para volver a ejercer la docencia en la Escuela de Bellas Artes de nuestra ciudad y también en Bolívar.

María Isabel Laurini, sobrina de Osvaldo, a través de su cuenta de Facebook, le formuló a Sarramone una serie de preguntas:

“¿Alberto Sarramone sabe que la patota que en la madrugada del 24 de marzo de 1976 secuestró a Osvaldo Laurini estaba integrada por miembros del Ejército Argentino?

¿Alberto Sarramone tiene conocimiento de que Osvaldo Laurini una vez secuestrado fue detenido clandestinamente en el Regimiento de Azul?

¿Alberto Sarramone tenía acceso a Centros Clandestinos de Detención en marzo de 1976?

¿Alberto Sarramone estuvo el mismo 24 de marzo en contacto con Osvaldo Laurini en un Centro Clandestino de Detención?

¿Alberto Sarramone sacó a Osvaldo Laurini del Regimiento de Azul en la madrugada del 24 de marzo de 1976?

¿Dónde mantuvo Alberto Sarramone a Osvaldo Laurini hasta que apareció en una celda de la Unidad 7 de Azul?

¿Alberto Sarramone fue a aportar su testimonio en la causa sobre Centros Clandestinos de detención que se sustancia en el Juzgado Federal de Azul?

¿Puede mostrarnos Alberto Sarramone un libro de Osvaldo Laurini editado antes de 1976 o en 1976? ¿Puede mostrarnos Alberto Sarramone un libro de Osvaldo Laurini editado por el Ejército de Ecuador?

¿Puede “ilustrarnos” Alberto Sarramone que lo motiva a publicar en la redes y medios sociales referencias sobre Osvaldo Laurini a 28 años de su fallecimiento cuando ya no le puede discutir de la manera en que se lo hacía con vida?”

Luego María Isabel relata lo que sabe la familia:  “Hasta el momento nosotras suponemos, sin certezas, que era una patota con integrantes del Ejército los que entraron en la casa de la Bolívar armados y a los golpes secuestraron a Osvaldo Laurini en la madrugada del 24 de marzo de 1976. Nosotras no sabemos hasta el momento dónde lo llevaron.

Nosotras sí sabemos que sus amigos del Diario El Tiempo de Azul se negaron a publicar (en el periódico del que era un corresponsal viajero) que se lo habían llevado, que no sabíamos dónde estaba o que lo estábamos buscando. Nosotras sabemos que, cuando los dictadores decidieron “blanquear” a algunas de las personas que habían secuestrado, el diario El Tiempo publicó un listado con nombre de personas entre las que se mencionaba a Osvaldo Laurini e informaban que se encontraban encarcelados en la Unidad 7.

Nos confirma el Profesor Labolita de Las Flores que conoce a Osvaldo Laurini en la Unidad 7.

Sabemos que el Terrorismo de Estado en la madrugada del 24 de marzo de 1976 secuestró a Osvaldo Laurini, lo mantuvo detenido clandestinamente, lo “blanqueo”, lo encarceló en la Unidad 7, lo cesanteó en todos sus cargos docentes, lo obligó a vender y rematar pertenencias y a exiliarse. Y sabemos que Osvaldo Laurini no tuvo justicia en 42 años”.

En una entrevista publicada en el 2011 en la revista internacional  Quetzal, el periodista Ricardo de la Fuente, que hasta la llegada de la dictadura trabajó en el diario “El Tiempo” coincide con María Inés en cuanto a la prisión de Laurini en la Unidad 7ma. “En esas circunstancias, a la una y media de la noche, entraron unos militares a la redacción y fui detenido. En la cárcel conocí a Osvaldo Laurini que estaba también preso en una celda contigua. Él propuso viajar a Ecuador. Además, yo ya tenía contactos en Ecuador y eso facilitó la decisión de emigrar a este país” afirmó.    http://www.quetzal-leipzig.de/spanische-literatur/entrevista-a-ricardo-de-la-fuente-periodista-y-escritor-argentino-19093.html

—————————————–

Por su parte, y siempre a través de la red social Facebook, hace 12 horas,  Alberto Sarramone, ratificó su participación en la liberación de Laurini: “Maruja, la esposa de Laurini, vino a las 3 de la mañana a casa y nos pidió por el marido que se lo habían llevado al Regimiento donde media horas después, lo fui a buscar y salió una vez que comfirmaron el dato del libro “Sobre los Achaur primitivos”, o algo así, que tengo a Azul… Nunca dejé de ir donde me citaron o convocaron, y el Ejército siempre me trató bien…”, posteó el historiador.

A su vez, también públicamente, reclamó que su abogado, el Dr. Luis Miralles, lo auto denuncie y lo presente a la justicia, mientras que María Isabel Laurini le solicitó que se presente en los Tribunales Federales de Azul donde se sustancian las causas por crímenes de lesa humanidad.

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.