Amenazaron a miembros de Greenpeace Argentina: “Él no es Yabrán, sino, imagínense”

Villalonga,niega haber insultado y amenazado a la directora de Greenpeace.
Villalonga,niega haber insultado y amenazado a la directora de Greenpeace.

Greenpeace Argentina denunció publicamente al dueño de la finca Cuchuy de Salta, Alejandro Braun Peña (primo del Jefe de Gabinete , Marcos Peña), y al diputado nacional del PRO, Juan Carlos Villalonga, por amenazas a integrantes de la organización que vienen denunciando el desmonte en esa provincia norteña.

La organización ecologista radicó denuncias en la justicia local y en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El comunicado difundido por Greenpeace Argentina es el siguiente:

“Estamos viviendo días negros para los derechos fundamentales de quienes defendemos el medio ambiente. Los poderosos que denunciamos no solo destruyen el planeta, también amenazan con destruir a quienes los exponemos, cuando ven afectados sus intereses. Pero el poder no nos va a callar. Cuento con vos para no permitir que nos intimiden por hacer nuestro trabajo. Hacé click aquí.

peñaDurante nuestra campaña para frenar los desmontes ilegales en Salta expusimos al dueño de la finca Cuchuy, Alejandro Braun Peña. Por esa razón, a principios de marzo el empresario enfrentó en persona a miembros de Greenpeace y amenazó con gastar “2 o 3 palos verdes” para perjudicarlos a ellos particularmente y a nuestra organización. Su abogado agregó “Por suerte estamos en otra época del país. Él no es Yabrán, sino, imagínense”. Diez días después, Juan Carlos Villalonga, diputado nacional del PRO, amenazó (“ya vas a ver lo que te va a pasar por meterte conmigo”) e insultó telefónicamente a una de las mujeres de la organización.

Es la primera vez en la historia de Greenpeace Argentina que recibimos amenazas directas de ser destruidos. Estos dos hechos fueron denunciados por Greenpeace ante la justicia con demandas y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En un país democrático no podemos permitir un trato intimidatorio y no vamos a dejarnos presionar ni silenciar por el poder.

El trabajo de organizaciones sociales requiere contar con la seguridad y la libertad para ejercer el derecho a la protesta pacífica. Cuando amenazan a Greenpeace también amenazan la libertad de reclamar de personas como vos, comprometidas con la defensa del medio ambiente”.

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

A %d blogueros les gusta esto: