El valor de nuestra lengua

Este 23 de abril, día de la muerte del “Príncipe de los ingenios españoles”, nos invita a reflexionar acerca del valor de nuestra lengua.
Este 23 de abril, día de la muerte del “Príncipe de los ingenios españoles”, nos invita a reflexionar acerca del valor de nuestra lengua.

Escribe: Biblioteca Popular Bartolomé Ronco.

Con motivo de celebrarse el hoy lunes 23 de abril el Día del Idioma y también un nuevo aniversario de la Declaración de Azul como Ciudad Cervantina de la Argentina, la Biblioteca Popular Bartolomé Ronco a través de su integrante de Comisión Directiva, Prof. Raquel Bonorino de Rocca se suma al pensamiento sobre tan importante fecha.

Pensar en el idioma nos remite inmediatamente a nuestra lengua hablada y también a la escrita. Si hablamos de libros en español, necesariamente recordamos a Don Miguel de Cervantes Saavedra, autor de la inmensa novela El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.- Junto con otras de sus obras, no menos memorables, Cervantes logra consolidar definitivamente aquella lengua, hija del latín, que llegaba vacilante desde los admirables trabajos del Rey Alfonso X, el sabio, en el siglo XIII. Con Cervantes, el castellano se jerarquiza y difunde universalmente hasta alcanzar el prestigio de otras lenguas.- Al mismo tiempo, su memorable y significativo personaje se eleva en símbolo de la humanidad en su paso por la tierra. La paz y la guerra, la generosidad y el egoísmo, la virtud y el defecto, el ideal, el amor y la mezquindad, todas estas características humanas surcan las páginas del “Quijote”.

Este 23 de abril, día de la muerte del “Príncipe de los ingenios españoles”, nos invita a reflexionar acerca del valor de nuestra lengua. Gracias a ella nombramos a las cosas de este mundo y podemos intercambiar sentimientos, emociones e ideas con nuestros semejantes.- Nuestro mayor deber es conservarla y, al mismo tiempo, enriquecerla con vocablos y nuevas expresiones que tanto pueden proceder de la ciencia, de los avances tecnológicos, de la literatura o de otras lenguas. Nunca debemos envilecerla con expresiones ofensivas e innecesarias que no conduzcan a una mejor convivencia en nuestra sociedad hispana. El conocer a fondo nuestro lenguaje es una manera de ser libres. El lenguaje nos identifica, nos afirma y permite comunicarnos con el resto del mundo. Honrarlo y protegerlo es tarea de todos.

 

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.