En Azul el tarifazo tiene un impacto del 255%

La inflación IPC Congreso, IPC CABA, se ubica en torno al 106%
La inflación IPC Congreso, IPC CABA, se ubica en torno al 106% (imagen solo ilustrativa)

Los servicios públicos han aumentado en conjunto, en Azul, un promedio del 255%. El dato se desprende de un estudio realizado por la agrupación política “La Cámpora”, denominado incidencia del aumento de las tarifas de los servicios públicos en los salarios de los azuleños”.
Es desglose de datos revela que corresponde un aumento del 798% para la tarifa del gas, un 105% para el agua y un 178% para la energía eléctrica y que la incidencia de los servicios públicos sobre el salario se duplica en la mayoría de los casos relevados en el período considerado.
Se consideraron las variaciones de precios de los servicios de gas, agua y energía eléctrica comprendidos en el período que va desde octubre de 2015 hasta abril de 2018. Para ello se registró la evolución porcentual de los cargos fijos y variables
En la introducción al trabajo se explica que “desde la asunción del gobierno de la Alianza Cambiemos en diciembre de 2015, los argentinos han visto perturbada su vida cotidiana a partir de las medidas macroeconómicas tomadas por el Ejecutivo nacional. Entre las decisiones políticas más significativas que se adoptaron en este período se destacan la eliminación de las medidas que regulaban el mercado de divisas -devaluando así la moneda nacional-, la supresión de las retenciones a la exportación de granos, la apertura irrestricta de las importaciones -con su consecuencia inmediata de destrucción de la industria nacional y pérdida de puestos de trabajo-, el endeudamiento externo desmedido y un desproporcionado aumento en las tarifas de los servicios públicos esenciales. La Alianza Cambiemos reimplantó en el país un modelo económico que tiene como sus principales consecuencias el enfriamiento del consumo, aumento de la desocupación, especulación financiera y transferencia de recursos de los sectores populares de la economía a los más concentrados. Este modelo está destinado a fracasar porque es casi calcado de experiencias similares de las décadas del ‘70 y el ‘90”.

Compartimos a continuación un resumen del trabajo con los datos salientes:

gasprecioIncrementos en el precio del gas

A partir de abril de 2016 la tarifa del servicio comenzó a registrar subas considerables. Si bien durante el cuatrimestre junio-septiembre de ese año las tarifas se retrotraen a su nivel anterior por intervención de la justicia, las mismas vuelven a aumentar en octubre, superando el 200%. Desde entonces se suceden tres incrementos: el primero ronda el 100%, mientras que los dos siguientes superan el 200%. Así, desde octubre de 2015 se acumula una variación del 787% en el cargo fijo y 803% en el cargo variable. Dichas variaciones representan en conjunto un aumento del 798% cuando se simulan consumos de 1000 m3 anuales.

Agua precioIncrementos en el precio del agua

La variación del precio del agua en la ciudad de Azul es cercana a 150% tanto para el mínimo facturable (equivalente a un cargo fijo) cuanto para el excedente (Tramo de Consumo Excedente). La variación se observa en saltos de entre el 15% y 20% cada 3-4 meses, con excepción de la variación de junio de 2017 (el último aumento) que fue del orden del 50% para ambos precios. Así, simulando un consumo de 17 m3 para los extremos del período considerado observamos una variación en la facturación del orden de 105%. El aumento porcentual se ve morigerado por algunos cargos fijos que disminuyeron, se mantuvieron o aumentaron por debajo del mínimo facturable y el TCE1. Si bien el aumento aparece como relativamente bajo, debe considerarse que los costos locales de este servicio son notablemente mayores en comparación con otros distritos de la provincia de Buenos Aires y CABA.

luz precioIncrementos en el precio de la electricidad

La energía eléctrica en Azul aparece como un caso particular en el esquema de variación de los servicio públicos. Al margen de un período comprendido en los meses de abril a junio de 2016 donde los aumentos son suspendidos judicialmente e inclusive el cargo variable toma un valor menor al del período de referencia, lo que se observa luego es una variación relativamente baja (con respecto a las variaciones que experimentan otros indicadores), del 166%, para el cargo variable. Por otro lado, se observa una fortísima variación del 1652% para el cargo fijo. La evolución de estos cargos en conjunto se traducen en un aumento del 178% para un consumo de 150 kW/h. En este caso, el aumento se ve atenuado porque el cargo fijo tiene una incidencia menor a un tercio en el costo (sin impuestos) de la energía eléctrica. Al igual que en el caso del agua, es necesario destacar que el aumento de la tarifa de energía eléctrica es menor a los de otras regiones de la provincia de Buenos Aires y CABA. Eso puede explicarse por el hecho de que el servicio ya era caro en octubre de 2015.

El informe en su apartado sobre tarifas concluye que “más allá del aumento de cada tarifa por separado, es necesario también considerar el aumento que el conjunto de los servicios públicos representa en la economía familiar. Así, en octubre de 2015, una familia precisaba $516.- para afrontar los gastos de gas, agua y energía eléctrica, representando esta última poco más 50% del gasto total y el gas un 15%. Ese mismo consumo en abril de 2018 asciende a $1832.- donde ahora la energía eléctrica representa un 43% y el gas un 39%. Así, el aumento conjunto de los servicios públicos considerados suma 255%”.

El estudio se completa con un análisis de la evolución del salario en el mismo período.

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.