El Obispo Salaberry enciende una luz de esperanza para los fabriqueros de Fanazul

Por estos días se esperan noticias de las gestiones realizadas, estando puestas las esperanzas en que en el mes de Mayo la planta vuelva a producir.
Por estos días se esperan noticias de las gestiones realizadas, estando puestas las esperanzas en que en el mes de Mayo la planta vuelva a producir.

Las silenciosas gestiones que viene llevando adelante el Obispo de Azul, Juan Manuel Salaberry, para revertir la decisión del gobierno de Mauricio Macri, de cerrar Fanazul, encienden una luz de esperanza entre los trabajadores despedidos de la fábrica de explosivos.

Si bien aún todo “esta prendido con alfileres” como dijo en su cuenta de Facebbok, Jorge Menchaca, operario despedido en diciembre del año pasado, la reunión gestionada y concretada por el Obispo con la vicepresidenta, Gabriela Michetti, y el compromiso asumido por esta resultan alentadores a más de 70 días de que se concretaran los despidos.

Es de destacar la actitud de los trabajadores y sus familias, que desde aquel 28 de diciembre se encuentran unidos y movilizados, acampando en el ingreso a la municipalidad de Azul con el claro objetivo de recuperar su fuente de trabajo.

Esta decisión es acompañada por la gran mayoría de los azuleños, según una encuesta realizada hace días el 65 % rechaza el cierre de una fábrica a la que considera emblemática para la ciudad y el país.

“El Obispo está muy al tanto y comprometido con todo y realizó un relevamiento de los trabajadores y solo menos de 10 lograron encontrar un trabajo de los 120 que quedaron en la calle” señaló en declaraciones a LU32 Radio Olavarría, el Secretario Adjunto de ATE, Eduardo Bercovich, el viernes pasado.

Por estos días se esperan noticias de las gestiones realizadas, estando puestas las esperanzas en que en el mes de Mayo la planta vuelva a producir.

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: