Unidad Ciudadana analizó en plenario el panorama político a niveles nacional, provincial y local

"A esta altura ya queda claro que ni para Macri, ni para Vidal, ni para Bertellys son prioridad los trabajadores, ni los pibes, ni los jubilados. Son especialistas en cosmética y no piensan ni trabajan por el futuro de Azul, ni de la provincia, ni del país".
“A esta altura ya queda claro que ni para Macri, ni para Vidal, ni para Bertellys son prioridad los trabajadores, ni los pibes, ni los jubilados. Son especialistas en cosmética y no piensan ni trabajan por el futuro de Azul, ni de la provincia, ni del país”.

Se desarrolló en la Casa de Unidad Ciudadana el primer Plenario de 2018. Con la participación de unos 80 militantes (entre quienes ese contaban los concejales Nelson Sombra, María Inés Laurini y Nicolás Cartolano, y el diputado provincial César Valicenti) el  se analizó el panorama político a niveles nacional, provincial y local, y se definieron líneas de acción para este año. Como resultado del encuentro se elaboró el siguiente documento:

Somos Unidad Ciudadana y buscamos ponerle un freno a las políticas de ajuste que se están llevando adelante en todo nuestro país. El Gobierno de Cambiemos no tiene límites. Por eso, el límite lo tenemos que poner entre todos y todas. Por eso la emergencia. Por eso la urgencia. Por eso, también, la responsabilidad histórica.

Tenemos que construir una nueva relación de fuerzas políticas y sociales que exprese la Unidad Ciudadana para frenar el ajuste, la desindustrialización, el endeudamiento serial, la especulación financiera, y los sistemáticos ataques contra la educación pública, la soberanía nacional y la justicia social que la Alianza Cambiemos tiene como únicas metas de gobierno.

Pensamos que el problema no es el pasado que todos y cada uno de los argentinos tenemos, sino que con las políticas del Gobierno de Cambiemos no hay futuro para nadie. Queremos volver a tener futuro. Queremos volver a tener una ciudad y un país donde sea posible tener proyectos y un plan de vida.

Porque son incontables los derechos adquiridos en los 12 años de gobierno kirchnerista, y porque parece que algunos olvidan la situación de diciembre de 2001. Porque es necesario garantizar el bienestar de toda la población y no sólo el de los sectores más pudientes. Porque no queremos que vuelvan las ollas populares, porque no está bueno que callen nuestras voces ni las de los periodistas que no lamen la mano de los poderosos.

Porque en estos dos años y pico ya perdimos demasiado.

Esos derechos adquiridos hoy están siendo vulnerados sistemáticamente, y las decisiones de este Gobierno han tendido una y otra vez a favorecerse a sí mismos: ellos son los sectores concentrados de la economía y las grandes multinacionales. Estamos volviendo al modelo neoliberal y represivo de los años ‘90, y no queremos que nos vuelvan a contar ese cuento. Porque ya aprendimos que al final de ese cuento siempre ganan los mismos, y que ese final nosotros lo pagamos con lo poco que tenemos. Y también lo pagamos con sangre. Nuestra sangre.

A esta altura ya queda claro que ni para Macri, ni para Vidal, ni para Bertellys son prioridad los trabajadores, ni los pibes, ni los jubilados. Son especialistas en cosmética y no piensan ni trabajan por el futuro de Azul, ni de la provincia, ni del país.

El país, la provincia y la ciudad necesitan que trabajemos en unidad, anteponiendo las necesidades de nuestros compatriotas a cualquier objetivo personal. Cuando todos los actores políticos de Azul se hacían los distraídos y se sacaban la camiseta del Proyecto Nacional y Popular, más nos embanderamos en nuestras convicciones, redoblando esfuerzos para volver a tener representación en los espacios de decisión política. Creemos que la agenda política debe construirse no en una mesa de rosca sino desde la participación ciudadana. Como siempre predicamos con el ejemplo, unos 11 mil azuleños nos votaron en las últimas elecciones. Para evitar que nos roben el futuro, tenemos que ser muchos más”.

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.