Clarín miente. Télam también

Lo curioso es que no hubo enviados. La agencia decidió, a último momento, no enviar sus periodistas a cubrir el recital más importante del año. Construyó la noticia (la mentira), recogiendo información de la red social Twitter, que no chequeó a través de fuentes en el lugar antes de publicar.
Lo curioso es que no hubo enviados. La agencia decidió, a último momento, no enviar sus periodistas a cubrir el recital más importante del año.
Construyó la noticia (la mentira), recogiendo información de la red social Twitter, que no chequeó a través de fuentes en el lugar antes de publicar.

Por: Miguel Di Spalatro
Ex gerente de Télam Radios *

La mañana del domingo despertó con angustia en miles de hogares. Que el Indio paró en varias oportunidades el recital. Que había pibes en el suelo. Se hablaba de avalancha. De asfixia. Menores muertos. Cromañon.
La radio, la tele, las redes sociales repetían una información de la que no había razón alguna para desconfiar. Que periodista puede sospechar que una noticia de tal impacto no esté chequeada, recontra chequeada. Como dudar de lo que dice la Agencia Oficial del Estado Argentino.
A la 1,23 de la mañana, del domingo 12 de Marzo de 2017, Télam, subió a su portal y distribuyo a los medios esta mentira: “hay siete muertos y decenas de heridos por una avalancha en el recital del Indio Solari en Olavarría”.
Imagine usted un locutor de radio en el pueblo que quiera, en la provincia que más le guste, desayunando a sus oyentes con tal información. Imagine la voz de ese locutor escuchada por alguno de los muchos padres y madres con hijos en Olavarría.
Podrá dimensionar el seudo periodista, funcionario, anti Indio, la desesperación de aquellos que habían perdido contacto con sus hijos porque estaban colapsados los celulares?
Siendo benevolentes podríamos justificar: Los enviados de Télam para cubrir el recital, como cualquier ser humano, se equivocaron, contaron mal.
indio-solari-olavarria-1920-5-1024x575Lo curioso es que no hubo enviados. La agencia decidió, a último momento, no enviar sus periodistas a cubrir el recital más importante del año.
Construyó la noticia (la mentira), recogiendo información de la red social Twitter, que no chequeó a través de fuentes en el lugar antes de publicar.
Recién en la noche del domingo, cuando el Dr. Roberto Vasermanas, el médico legista encargado de realizar las autopsias, informó que las dos personas fallecidas no tenían signos de aplastamiento, la verdad comenzó a imponerse sobre aquella farsa orquestada a la 1,23 de la madrugada.
Para ese entonces ya hacía rato que las críticas al Indio se habían instalado en cadena en los medios hegemónicos. Discreta, silbando, mirando para otro lado y sin pedir disculpas a los miles de argentinos que habían vivido un domingo doloroso, desesperante, incierto, Télam quitó la noticia falsa de su portal.
Nadie del gobierno le pidió explicaciones al director de Télam, Rodolfo Pousá, ni a Luis Sartori, el gerente periodístico, ambos máximos responsables de todo lo que se publica.
Sin esa noticia disparadora de Télam, el domingo se hubiese hablado de dos lamentables muertes por causa naturales, de heridos y asistidos por motivos diversos y hasta de la falta de previsión del Intendente de Olavarría, como temas secundarios.
Y entonces hubiese importado el hecho artístico. Y hubiese importado que un tipo que mueve multitudes dijese sobre el escenario que “Los muchachos no nacen malos” y que “el Estado no puede ser penal antes que social”.
Para tapar las verdades que esta simples frases encierran. Para derrumbar ídolos populares. Para distraernos, asustar y dominar: Clarín miente. Télam también.
*Director de Del Pueblo Medios

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

A %d blogueros les gusta esto: